Cómo prevenir enfermedades laborales en el sector cárnico

Cadena de empresa cárnica

Los trabajos que se desarrollan en el sector cárnico tienen una carga física elevada, y en consecuencia, un alto riesgo de sufrir trastornos relacionados con los huesos y los músculos. Estos trastornos se producen por dos motivos principales: los accidentes por sobreesfuerzos o por enfermedades profesionales derivadas de un uso forzado prolongado  y / o sin los equipos de protección individual (EPSI) necesarios.

 

Normalmente, los trastornos musculo esqueléticos se localizan en las extremidades superiores, principalmente, en hombros, brazos, codo, muñeca o mano, que se traduce en síndrome del túnel carpiano (muñeca), síndrome de Quervain (pulgar), epicondilitis (codo), epitrocleitis (codo),tendinitis codo, hombro…), entre otras dolencias cronificantes.

 

Factores de riesgo

 

Los accidentes por sobreesfuerzo suelen tener como común denominador algunos factores recurrentes. Algunos de ellos son, por ejemplo, el manejo manual de cargas, especialmente, cuando incluye empuje y arrastre. También cuando es necesario aplicar una fuerza considerable para manejar determinadas herramientas, o cuando hay que adoptar una postura forzada durante mucho tiempo.

 

Igualmente, las enfermedades musculo esqueléticas también se producen por algunos de los factores que hemos comentado anteriormente (como la aplicación de fuerza o las posturas forzadas) pero también tienen su origen en movimientos repetitivos continuos o uso de herramientas vibrantes.

 

Medidas preventivas

 

Como en la mayoría de los casos, la mejor forma de evitar las lesiones, tanto aquellas que se producen por un sobreesfuerzo como aquellas que se desarrollan a lo largo de los años, es la prevención.

 

Establecer una correcta política de pausas y descansos, según el estudio específico que realice en técnico en Prevención de Riesgos Laborales. Se aconseja realizar un plan de rotación para evitar las lesiones propias de los trabajos con movimientos repetitivos.

 

La adaptación de la cadena de despiece para el fácil transporte de los animales y producto es uno de los factores clave. Es por ello que las instalaciones deben estar provistas de railes, brazos móviles, mesas elevadoras, carretillas volteadoras, cintras transportadoras, y cualquier otro objeto que pueda facilitar el movimiento de todo aquello que pese.

 

Instrumentos tales como plataformas elevadoras, perchas de ajuste automático, y mesas auto regulables pueden ser de gran ayuda a la hora de evitar las posturas forzadas de los trabajadores.

 

Conclusiones

 

La mejor forma de evitar las lesiones es evitar los sobreesfuerzos, aunque sean puntuales adaptar las plantas de trabajo a las necesidades del trabajador, consiguiendo que con el mínimo esfuerzo el máximo resultado y evitando las posturas forzadas; utilizar todos los equipos de protección individual necesarios para minimizar el riesgo.

Proton C/ Almendro (Pol. Ind. Tapiado), S/N 30500 Molina de Segura, Murcia, España. Tel.: +34 968 386 195 Email info@protonepis.com
Secure payment