Cómo evitar los 5 accidentes más comunes en Hostelería

Con la normalización de los Equipos de Protección Individual desde que hace 20 años se aprobara la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, se ha avanzado mucho en materia de seguridad en el trabajo, gracias a los esfuerzos realizados conjuntamente por empresas, trabajadores y la Administración.  A pesar de todo lo que se ha mejorado, todavía queda mucho por hacer.

 

Uno de los sectores en los que se producen más accidentes es la Hostelería. Aunque la mayoría son de baja intensidad, pueden derivar en situaciones peligrosas para los trabajadores y clientes. A continuación vamos a describir 5 de los riesgos más comunes en el sector de la Hostelería y dar algunos consejos para evitarlos.

 

Caídas al mismo nivel 

Para evitarlas es aconsejable mantener libre de obstáculos y despejada la zona habitual de trabajo, caminar sin exceso de velocidad, secar muy bien los suelos mojados, colocar avisos de precaución para delimitar las zonas que se estén limpiando y utilizar calzado adecuado con suelas antideslizantes y resistencia a la penetración de agua.

 

Caída a distinto nivel 

Imprescindible no subirse nunca sobre cajas, sillas u otros elementos inestables, no trepar por las estanterías, y tapar, proteger y / o señalizar los huecos y aberturas dónde exista riesgo de caída.

 

Cortes y pinchazos

Las recomendaciones para no sufrir este tipo de accidentes son realizar los cortes de productos en lugares bien iluminados, antes de limpiar o reparar una máquina, asegurarnos de que está totalmente apagada, y usar los Epis adecuados para cada tarea, como los guantes de cota de malla, los delantales reforzados o las gafas de protección ocular.

 

Caída de objetos

Algunos trucos básicos para evitar estos accidentes son sujetar las estanterías y armarios a la pared, no sobrecargar las baldas o poner los objetos más pesados en los estantes más cercanos al suelo. Si a pesar de estas precauciones se produjera la caída de un objeto, recomendamos llevar zapatos y botas con punteras reforzadas para minimizar los riesgos.

 

Contacto térmico y quemaduras 

Para tratar con estas soluciones de alta peligrosidad no basta con extremar las precauciones al máximo, hay que crear una zona para depositar los recipientes calientes, no llevar nunca demasiado ningún recipiente que transporte líquidos muy calientes (especialmente si es aceite o derivados),  no echar nunca agua encima de una sartén caliente o en llamas, utilizar guantes térmicos para abrir la puerta del horno o mover recipientes calientes, y usar un delantal que aísle térmicamente en caso de salpicaduras.  

 

Para más información, pueden leer el Manual de buenas prácticas de prevención de riesgos laborales en bares y restaurantes elaborado por el Gobierno del País Vasco y consultar nuestra sección de Equipos de Protección Individual en Hostelería. 

Proton C/ Almendro (Pol. Ind. Tapiado), S/N 30500 Molina de Segura, Murcia, España. Tel.: +34 968 386 195 Email info@protonepis.com
Secure payment